Nada es gratis, especialmente lo que crees que es gratis

En la vida, todo tiene un precio.

Si quieres algo, cualquier cosa, tienes que pagar por ello.

Tu carro, tu ropa, tu educación, tu diversión, tu bienestar, tu tiempo, tu felicidad, tu libertad… Todo tiene un precio que tienes que pagar.

Los precios que vienen en una etiqueta son fáciles de identificar y es sencillo decidir si quieres pagarlo o no.

Por ejemplo, ves una camisa que cuesta $100 y fácilmente puedes decidir si vale la pena o no.

Ok.. hasta aquí nos entendemos.

.

Ahora esto es probablemente lo que no sabes y es una reflexión muy poderosa:

Uno de los más grandes errores financieros que cometen las personas y que les lleva a perder oportunidades y atascarse por años en su crecimiento económico, es no saber que TODO tiene un precio, incluso lo que no tiene etiqueta.

De hecho, lo que NO tiene etiqueta, suele tener el precio más alto.

Por ejemplo, el precio de las noches de fiesta y alcohol cuando eres joven, son problemas de salud cuando llegas a los 40 años.

El precio de tener un un profesional universitario es pasar años de tu juventud en la universidad (en lugar de irte de fiesta), además del costo en dinero que conlleva una estudiar

El precio de criar a tus hijos suele ser restar atención a tu carrera profesional o dejar de vivir experiencias emocionantes, como viajar solo por el mundo… o dormir en paz.

Cualquier cosa que desees obtener tiene un precio. Cuánto mayor sea el beneficio, más alto suele ser el precio.

Y aquí es donde viene la trampa que hace fracasar a tantas personas: tratar de obtener algo en la vida sin “pagar el precio”.

Si quieres saltarte el precio de criar y educar a tus hijos (que es dedicarles tiempo y darles un buen ejemplo), probablemente termines criando a unos jóvenes malcriados con heridas de abandono y apego material.

Si quieres saltarte el precio de estudiar una carrera universitaria (dedicarle tiempo a tus estudios en lugar de irte de fiesta), probablemente termines reprobando materias o siendo un profesional mediocre.

En la mayoría de los casos, las personas están dispuestas a “pagar el precio” por sus sueños, simplemente porque la consecuencia a largo plazo supera por mucho al beneficio a corto plazo de no hacerlo.

Es por eso que si quieres un auto nuevo, prefieres ir a la agencia y comprarlo, en lugar de robarlo (la consecuencia supera por mucho al beneficio).

Entonces…

El éxito en la vida consiste en determinar el precio de tus sueños y estar dispuesto a pagar por ello la mayor cantidad de veces posible.

En el mundo de las inversiones, el precio del éxito no está marcado en una etiqueta y para muchos no es del todo claro.

Además, el beneficio a corto plazo es tan tentador, que muchas personas se saltan el precio para obtener el beneficio inmediato.

Más de la mitad de los inversionistas independientes, comienzan a invertir sin preparación formal, sin estrategia y sin ninguna clase de guía.

Algunos simplemente ven un par de videos en Youtube o compran las acciones que están de moda porque las escucharon de un amigo, pero sin una estrategia y sin saber realmente lo que están haciendo…

¿El resultado? Un desastre absoluto…

Ese es el verdadero motivo por el que tantas personas pierden dinero al invertir y luego se quejan de que la Bolsa de Valores es muy arriesgada

En cambio, quienes pagan el precio, tienen las más altas probabilidades de éxito.

De hecho, un inversionista que se ha formado previamente, tiene un plan y práctica su estrategia antes de meter dinero en la Bolsa de Valores, tiene 5 veces más probabilidad de obtener resultados positivos durante su primer año.

Esta es una ley que no debes romper: si quieres tener éxito en las inversiones, debes pagar el precio: debes dedicarle tiempo, formarte y practicar antes de comenzar a invertir.

Este jueves 21 de diciembre a las 7pm EST voy a dictar una Masterclass abierta: Introducción a las Inversiones para Principiantes.

Donde explicaré paso a paso lo que necesitas para invertir y te muestro cómo puedes generar dinero en la Bolsa de Valores en 2024, usando una estrategia de bajo riesgo y apta para principiantes.

Cómo haremos la clase en Zoom, solo hay 500 puestos disponibles. Aún estás a tiempo de reservar el tuyo sin ningún costo.

Clic al enlace para reservar tu puesto gratis 👇

Nota: Los puestos se están agotando rápido. Si quieres asegurar el tuyo, haz clic al enlace arriba de una vez.

Te veo mañana a las 7pm EST.

Gaby.

Join the conversation

or to participate.